El alto índice de enfermos mentales que deambulan en la ciudad mientras el país se ocupa de las reformas y los grandes problemas nacionales, hay mexicanos que están marginados y en México la atención especializada para estos padecimientos es casi inexistente.

¿Qué los llevó a estar así? ¿Qué hay detrás de esa locura y de esa frustración? ¿Porque México no nos anuncia una ley donde invertirá en la salud mental de estas personas?

¿Cómo sería México si tuviéramos en el centro de nuestra exigencia la salud mental como eje para intervenir en los problemas sociales?  Yo me imagino un país mucho más fuerte, una sociedad menos indiferente y más proactiva. Millones de personas viven sometidas al estrés por haber sobrevivido violencias directas e indirectas, millones de jóvenes, niñas y niños se preguntan cuándo haremos algo las personas adultas para protegerles del delicado estado de las cosas. Cuándo nos atreveremos a aceptar que su miedo y la vulnerabilidad de muchas personas se parece mucho al nuestro, que las inseguridades creadas por la impunidad y la corrupción afectan a la gran mayoría, que perder la fe en el futuro es la mejor forma de darse por vencido y someterse a las reglas de quienes destruyen el tejido social, la dignidad, la tranquilidad, y por tanto también desactivan poco a poco la posibilidad de disfrutar la vida, las calles, las playas, los parques.

Parece que una sombra cae sobre aquello que los políticos y líderes empresariales corruptos tocan a su paso. Se compran parques en que jugamos en la infancia, se compran personas que “desaparecen”, se compran conciencias, periodistas, activistas, y quienes no se venden pagan caro.  Activistas, periodistas, profesionistas de todas las áreas, obreras, campesinos, intelectuales… casi nadie se salva de amanecer con la sensación de que el país no tiene remedio y por tanto la sociedad no tiene salida.  La mayoría, sin embargo, busca en los rincones de su alma una razón para seguir ayudando a las y los otros, un motivo para seguir luchando por las causas nobles, para deconstruir este sistema político-económico tan manchado que tanto daño nos hace, que tanto nos divide, empobrece y asusta.

Los jefes, los dueños de empresas que solo ellos ven fructíferas, se visten de humanos pero son incumplidos, hablan de política, critican y no por el beneficio del país o del derecho del trabajador, sino porque cada vez les quitan más, evaden y roban menos. En este país el trabajador gana tan poco que un día o dos sin trabajo no repercuten en su economía. En los días festivos solo pierde el capitalista o el gobierno más no el trabajador mal pagado. Por eso el rico está contra el día festivo, en contra de los derechos que no le favorecen, en contra del trabajador astuto; porque es un día que en que no pudo esclavizar al pobre.

La felicidad generada por la satisfacción de trabajar, de proteger a las y los demás, de vivir en constante transformación nos hace sentir vivos, fuertes, da sentido a la vida. Por eso las intervenciones terapéuticas deberían ser vitales por lo cual nadie debería subestimar el poder de un proceso terapéutico, el acompañamiento de expertas y expertos en salud mental nos ayuda a entender lo que sentimos y lo que pensamos, a procesar el dolor y encontrar un cauce de salida para la indignación.

Estudiar, crear, trabajar, aprender, saber; tener una mente ocupada y no caer en rollos negativos. Ser congruentes nos da una soberbia y una actitud guerrera, nos hace tener clara una respuesta a una duda que por mucho o poco nos haya inquietado del por qué las cosas no son como deberían ser en un país donde las riquezas no pueden estar al alcance de todos.

cropped-amarillo-454223445667gf.jpg

Un comentario en “México nos está volviendo locos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s