Muchas veces podemos sentirnos intrigados cuando vemos que suceden cosas buenas en la vida de otros, y nos preguntamos, ¿Cómo le hacen? enséñenme la fórmula, cuando la verdad, es que muchas veces lo que se trata de decir, es, díganme como soluciono esta situación en la que estoy.

En el camino de la vida siempre encontraremos personas que nos inspiraran, y nos motivaron a hacer las cosas diferentes, pero hay otros que se cierran en sus problemas y lo único que hacen es hacerlos crecer más. Un grave problema que sucede cuando nos centramos en lo negativo, ese mismo enfoque profundiza las condiciones en la que estamos, y no sé si lo sepan, pero el problema está en el modo en que se ve el problema, y no hay problema que sobrepase nuestra inteligencia, no subestimemos nuestra capacidad de cambio. Hoy en día la gente quiere crecimiento, quiere evolución, quiere algo más que aspirinas y parches anti-estrés, hoy en día la gente quiere resolver los problemas y centrarse en los principales motivos que producen resultados buenos a largo y corto plazo.

El ser humano tiene una habilidad extraordinaria de saber que tiene, aun cuando nos preguntan qué sucede, y contestamos, no lo sé. Muchas veces el problema crea que nos aislemos de nuestro círculo social, ahí ya estamos creando un problema más del que tenemos, y profundizamos uno por darle entrada a otros miles. Y alejamos amigos, familia, compañeros de trabajo, solo por no ser cuestionados por nuestra actitud.
Estos últimos años he visto cómo han crecido grandes amigos, fascinados por emprender y tener sus propios negocios. No ha sido fácil, han batallado, y al principio han pensado que han fracaso, pero al final y buscando soluciones, han ganado lo que han buscado. Eso me ha llevado a motivarme a escribir, a componer mis propias canciones y decirles que no hay que perderle el paso a nuestros talentos, ideas, y todo lo que queramos emprender. Equivocarnos no es un problema, el problema está en no solucionar las cosas a tiempo, súbanse al barco y zarpen, no se queden en el problema.

Recuerda que con conocimiento, capacidad y deseo se fortalecen tus habilidades y así se llegan a grandes cambios. No es cuestión de talento, es cuestión de trabajo y trabajo, rodéate de personas que te motiven a crecer y crear cosas nuevas. El poder que tienes tú hoy en día es una capacidad de influenciar a otros, sacudir sus mentes, empujar límites de lo posible y así lo que parece imposible verlo hecho.

 

savoir+1

Un comentario en “El tamaño del problema no importa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s