Hoy recordamos en cada abrazo, el cariño de un ser querido que se ha ido. Hoy hemos dado una vuelta al sol más para celebrar la vida después de la vida, siendo luz para los que regresan. Hoy nuestros muertos quieren que cantemos, hoy nos acompañan en cada beso, en cada abrazo y en cada verso. Hoy nuestros muertos nos abrazan en cada sueño y en cada viento que en nuestro cuerpo sopla. Estas noches se pintan de amarillo para iluminar un país de fosas, un país que 365 días al año muere y guarda la verdad de más de 18 mil 505 homicidios a mujeres. Se ilumina un país de padres que marchan iracundos buscando los huesos de sus hijos. Un país donde no hay manera de comprender a profundidad la vida que tenemos si no miramos a la muerte a los ojos. Un país donde hacemos la paz con lo que es para dar la batalla, un país donde todos llevamos dentro un muerto que nos acompaña, que aparece cuando la noche llega y el sol se apaga. Hoy celebramos la vida de los que han muerto y que tiene nombre su destino, hoy sentimos la energía de los que viven en cada memoria y que nos invitan sacar la voz que estaba muerta y hacerla orquesta, a caminar seguros, libres sin temor, respirar y sacar la voz.

Diego Guerrero.

Diseño sin título

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s