Como cada seis años, escuchamos a los candidatos presidenciales decir que se trata de un momento histórico. Que ahora sí, México depende del instante decisivo en que los mexicanos vayamos a las urnas. Se juega, dicen todos, por una visión del pasado y una perspectiva del futuro. Apostamos en esta elección el porvenir de nuestra sociedad. Con distintos matices, todos los candidatos plantean lo mismo.

  • Es importante tener en cuenta que el voto no se trata solo de algo emotivo, sino partir siempre desde la información que plantea cada candidato y más reflexivo y ver qué tan empático es con todas las problemas y nuevas acciones que muevan al país.
  • En esta elección se perciben tres emociones en juego: el odio a un partido por su deslealtad a la sociedad, evidenciada por un caso de corrupción tras otro; el miedo a un candidato que amenaza una y otra vez con pasar por encima de las instituciones de estado y las privadas; y la decepción que generó un partido que parecía una alternativa, pero provocó frustración en una parte importante de la población, por su incapacidad para resolver problemas esenciales.
  • Estas tres emociones guiarán el voto de una parte importante de la población, que renuncia a la reflexión y al ejercicio pleno de su derecho a elegir.

El voto debe ser reflexivo

El votante que toma en serio la relevancia y trascendencia de su derecho, y decide de forma inteligente y estratégica. Es aquel que analiza las opciones, las posiciones, las posibilidades, las historias, las necesidades, y con base en todo eso, marca la boleta de forma estratégica.

Es falso el argumento “todos son iguales, no hay alternativas”.

  1. Nivel de estudios

Gobernar es una profesión. Requiere técnica y preparación. ¿Harías director de tu empresa a una persona que no acabó la carrera? ¿Le encargarías tu restaurante a un veterinario? ¿Dejarías que una persona sin carrera fuera el maestro de tu hijo? Y entonces, ¿Por qué permitimos que personas sin preparación académica adecuada dirijan el país?

Ricardo Anaya Cortés estudió la licenciatura en Derecho en la Universidad Autónonoma de Querétaro (UAQ). Después hizo su maestría en Derecho Fiscal en la Universidad del Valle de México (UVM) y finalmente hizo su doctorado en Ciencias Políticas y Sociales por la UNAM.

Es el candidato de la coalición Por México al Frente.

José Antonio Meade el candidato de la coalición Todos por México a la Presidencia es licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Hizo otra licenciatura en Derecho por la UNAM y se hizo doctor en Economía a través de la Universidad de Yale, New Haven, Connecticut, en Estados Unidos.

Andrés Manuel López Obrador el candidato de Morena es licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Estudió en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de 1973 a 1976 y regresó a concluir la universidad en 1984, titulándose finalmente en 1987.

Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, gobernador con licencia de Nuevo León y candidato independiente a la Presidencia es licenciado en Ingeniería Agrónoma Fitotecnista en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL)

  1. Trayectoria profesional

Una empresa transnacional jamás haría CEO al encargado de paquetería o al asistente de ventas que tiene 1 año en la compañía. ¿Por qué permitimos que personas sin la menor trayectoria profesional, de pronto hagan leyes o manejen presupuestos millonarios?

  1. Proyectos que ha liderado

Si se trata de cargos ejecutivos, como Presidente, Gobernador o Presidente Municipal, es importante saber si la persona ha tenido a su cargo equipos, estructuras, proyectos exitosos y ha sido capaz de dar resultados.

  1. Escándalos de Corrupción

La integridad de quienes pretenden gobernarnos debe ser prioridad en nuestra decisión. En el programa sobre Fake News aprendimos a distinguir entre escándalos reales y acusaciones con fines electorales. Es importante tenerlo claro, y no dar nuestro voto a quienes ejercen su profesión sin integridad.

Andrés Manuel López Obrador, candidato a la presidencia de México por el Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), lleva dos intentos fallidos como candidato para ocupar la silla de presidente de México (en 2006 y en 2012) en las que el candidato ha culpado al sistema de no tener resultados favorables.

Esta tercera vez es diferente. Es el puntero y todo parece estar de su lado, sin embargo y algo por lo que ha sido cuestionado y criticado, es por reunir en su equipo a personajes de diversas bancadas políticas: tanto priistas, perredistas como panistas. Ejemplos como el de Tatiana Clouthier, panista de cuna, el empresario Alfonso Romo, quien apoyó la candidatura del expresidente panista Vicente Fox, Ricardo Monreal ex priista y ex perredista y la aparición de Napoleón Gómez Urrutia en las listas plurinominales de Morena para el senado.

No olvidar también el tema de un supuesto apoyo por parte de Rusia en su campaña.

José Antonio Meade Kuribreña es un político mexicano que ha ocupado importantes cargos en secretarías como la de Energía, Hacienda, Relaciones Exteriores y Desarrollo Social.

Es quizá, de los cinco candidatos, el que recibe menos ataques de sus adversarios por algún escándalo político, sin embargo ha sido cuestionado en diversas ocasiones por el aumento a la gasolina “gasolinazo” y a la canasta básica como secretario de Hacienda, así como indirectamente en presuntos desvíos en la Secretaría de Desarrollo Social al lado de Rosario Robles, según una investigación de Animal Político.

Ricardo Anaya Cortés es un joven político mexicano perteneciente a las filas del Partido Acción Nacional y actual candidato de la coalición ‘Por México al Frente’ a la presidencia de México.

El momento por el cual atraviesa el joven político, que según las casas encuestadoras han colocado en segundo lugar en la contienda, es delicado por cuestionamientos sobre la triangulación de fondos en paraísos fiscales para la compra de una nave industrial.

Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón es el nombre de “El Bronco”, un político e ingeniero que ha ocupado cargos como diputado y como gobernador del estado de Nuevo León. Actualmente es candidato independiente para la presidencia de México.

Ha sido criticado fuertemente por sus adversarios, y posiblemente sea un tema a discutir en el debate, por su apresurada aparición en la boleta electoral y por supuestas alteraciones en el total de firmas necesarias en el periodo de precampañas, después que el 10 de abril, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) oficializara su entrada a la contienda para poder competir por la presidencia de México.

  1. La 3 de 3

Las declaraciones patrimonial, de intereses y fiscal son una gran herramienta para conocer todo lo anterior, y para saber tres cosas muy importantes: ¿qué tienen? ¿con quién se relacionan? ¿pagan sus impuestos?

A partir del 1 de marzo, la página http://www.tresdetres.mx empezó a recibir las declaraciones de los diferentes candidatos, y se harán públicas a partir del 1 de abril. Esta será una gran fuente para responder varias de las preguntas aquí planteadas, y son un gran referente sobre la confianza que puedes tenerle a un candidato.

  1. Vida congruente y razonable

Una vez consultadas las declaraciones de tus candidatos podrás fácilmente saber dos cosas: es congruente su vida con los cargos que ha tenido, y si es razonable el patrimonio que ostenta. Si esto es así, es digno de confianza.

  1. El tipo de campaña

Las campañas que se concentran en ataques a los contrincantes, en la imagen de la persona y en llenar de basura visual la calle y las redes, suelen esconder penurias profesionales, y carecen de soluciones reales. Las campañas austeras y propositivas, que abordan problemas reales y preguntas incómodas, suelen ser las más relevantes.

  1. El grupo político

Además de la experiencia y la trayectoria profesional, el grupo político importa. Ahí suelen construirse redes e intereses, historias y hasta complicidades. No se trata de responsabilizar a nadie por asociación. Todos tenemos incluso parientes incómodos. Pero las relaciones suelen definirnos como personas.

  1. El equipo

Una condición innegable, sobre todo en los cargos ejecutivos, es que nadie gobierna solo. Los equipos de los candidatos serán las personas que ejecutarán las decisiones y proyectos más importantes, son los que pueden construir un proyecto exitoso, o destruirlo por completo.

  1. Su proyecto

¿Hay sustancia en su propuesta? ¿son viables sus proyectos? ¿son razonables y realizables sus promesas? Esa aquí donde las 9 preguntas anteriores se juntan en una. ¿Coincide la persona, su trayectoria, su capacidad, su equipo con sus promesas? Si existe congruencia, aunque sea mediana, entre los distintos elementos, entonces tienes a alguien digno de tu voto. No es una exageración decir que el futuro de México está en juego. El próximo presidente de México, y las otras 3,400 autoridades que escogeremos el próximo 1 de julio, pueden ponernos en el camino de convertirnos en una democracia desarrollada, o en el camino contrario. Tu voto decidirá el camino.

diegoo

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s