diplomado_on_line_tanatologia_2013

Sobrellevar con la pérdida de un amigo cercano o un familiar podría ser uno de los mayores retos que podemos enfrentar. La muerte de la pareja, un hermano o un padre puede causar un dolor especialmente profundo. Podemos ver la pérdida como una parte natural de la vida, pero aún así nos pueden embargar el golpe y la confusión, lo que puede dar lugar a largos períodos de tristeza y depresión. Estas son las 4 etapas por las que pasas:

Negación

Es la reacción natural para amortiguar el golpe de la noticia, lo primero que hace tu mente es evadir la realidad y negar que está sucediendo: tratas de convencerte de que nada de lo que le dicen es cierto y que pasará pronto. Esta etapa no dura mucho, pues el choque con la realidad se da casi de inmediato.

Ira

La frustración de no poder hacer nada para revertir la situación provoca tristeza, enojo, rabia, ansiedad y culpa. La carga emocional es tan fuerte que en muchas personas se desatan ataques de ira: hacia uno mismo, en contra de otras personas y hasta con quien acaba de fallecer.

Depresión

Se deja de fantasear y se llega de regreso a la dura realidad con una profunda sensación de vacío porque es el momento en que digieres que el ser querido ya no está. La tristeza es profunda, hay melancolía y crisis de llanto, pues hay que aceptar que la otra persona se ha ido y es momento de aprender a vivir con su ausencia.

Aceptación

Es el momento en el que se toma conciencia de que la vida sigue aún cuando ese ser querido ya no está. El dolor sigue existiendo, pero va disminuyendo poco a poco con el tiempo hasta que las cosas regresan a la normalidad. Aceptar es el paso esencial para poder cerrar el ciclo.

Cómo continuar con la vida

A las personas que están pasando por el duelo podrían resultarles útiles algunas de estas estrategias para lidiar con la pérdida:

  • Habla sobre la muerte de tu ser querido con amigos y colegas para poder comprender qué ha sucedido y recordar a su amigo o familiar. Negarse que ocurrió la muerte lleva al aislamiento fácilmente y puede a la vez frustrar a las personas.
  • Acepta tus sentimientos. Después de la muerte de alguien cercano, se puede experimentar todo tipo de emociones. Es normal sentir tristeza.
  • Cuídate. Comer bien, hacer ejercicio y descansar te ayudará a superar cada día y a seguir adelante.
  • Ayuda a otras personas que también lidian con la pérdida. Al ayudar a los demás, te servirá para modificar tu estado de ánimo.

 

Aún cuando muchos pasan por estas etapas, cada persona vive su duelo de diferente manera y a su propio ritmo: a algunos la depresión puede llevarles más tiempo que a otros o el proceso de negación puede ser más brusco, pero siempre es importante reconciliarse con la realidad y aprender a vivir con la ausencia para seguir adelante.

Amigos… superar, no es lo mismo que olvidar.

diegoo

*Este artículo es una adaptación de un comentario por la doctora Katherine C. Nordal en marzo de 2011 en el blog Your Mind Your Body .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s