04-7-1-850x585

Cuando decimos la expresión “somos lo que comemos”, no podemos tener más razón. Creo al cien por cien en que una alimentación sana nos ayuda a sentirnos más enérgicos y fuertes y a eliminar ciertas molestias. El cerebro se alimenta a través del intestino, por eso el estómago se conoce como segundo cerebro. El 90% de la serotonina se produce en el intestino, por eso debes alimentarlo bien para no andar fallando.

La inflamación intestinal se relaciona directamente con trastornos cerebrales. La memoria se ve directamente afectada y disminuye la producción de serotonina, si quieres tener un intestino triste lo que debes comer es:

  • Hamburguesas
  • Pizza
  • Hot dogs
  • Tacos
  • Pollo empanizado o frito
  • Papas a la francesa
  • Nuggets
  • Donas
  • Galletas
  • Postres

Al comer esto, tu intestino se pone triste y también tú (por si no lo sabías). Lo que necesita el cuerpo son pro bióticos, organismos vivos que permanecen activos en el intestino, ejerciendo efectos fisiológicos importantes, te protegen del exterior formando una capa protectora a través de todo el tracto intestinal que ayuda a impedir que ingresen virus, hongos, bacterias y toxinas a tu sangre.

Un equilibrio entre emociones y comida

Para que la alimentación no sea puramente emocional, es decir, para que la causa de nuestra ingesta no se encuentre siempre en las emociones sino que más bien nuestro consumo de alimentos se ajuste más al hambre real, debemos entender que la comida brinda placer y es un desestresante pero no soluciona nuestros problemas y sólo calma la ansiedad temporalmente.

Si estamos angustiados y buscamos comida, pensemos que no será la solución a esta emoción, sino que podemos recurrir a otras actividades placenteras que no impliquen el consumo de alimentos como son leer, escuchar música, caminar, hablar con un amigo, entre otras.

No pongas en riesgo los pro bióticos consumiendo agua colorada, alimentos sobre procesados, estrés, antibióticos, alcohol, acidez…. Tomar pro bióticos es bueno para corregir alteraciones de la microbiota intestinal, reforzar barreras bajar de peso y disminuir el colesterol malo.

¿Dónde encuentro los probióticos?

Yogurt y lácteos fermentados: comúnmente utilizado para obtener probióticos. No te lo recomiendo ya que suelen ser altos en azúcar además de inflamar tus células lo que puede traer enfermedades crónicas.
Chucrut: hecho de col fermentada es alto en cultivos vivos y sanos.
Sopa de miso: hecho de centeno fermentado, frijoles, arroz y cebada.
Verduras encurtidas: rica fuente de probióticos.
Probióticos encapsulados: manera práctica y sencilla de obtener los diferentes tipos de probióticos que necesitas. Te recomiendo las marcas O’hira, Ultimate Flora, Probiotic +FOS o Complete Probiotic.

diegoo

 

Lee más en https://habitualmente.com/comer-emocionalmente/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s