amor-durarero-640x363

Siete de cada diez acercamientos para establecer relaciones los empiezan los hombres, pero eso no quiere decir que las mujeres no tienen un rol activo a la hora de enamorar. Checa las reglas del ligue para convertirte en un experto:

1. Sé auténtic@
Clásico que vas a una primera cita y solo pides una lechuga en lugar del platazo de pasta que se te antojó, para “no espantarlo”, que vea que te cuidas y que eres muy sana. Fingir lo que no eres con base en clichés de “la mujer ideal” jamás termina bien, nomás hace que andes con el pánico de ser descubierta o te canses de sostener una imagen que no te corresponde. Si quieres autenticidad y honestidad de una pareja, tienes que dar lo mismo.

2. Intercambio parejo
El otro es un sujeto, no un objeto de tu “show”. Seducir no es pavonearte, menos manipular, ni dar cátedra de lo mucho que vales. Por más interesante y divertida que sea tu vida, nadie quiere pasar horas escuchando cada detalle de lo que te pasa y que no le des chance de decir nada.

3. No abras la boca a lo güey
Lo mejor es tener algo inteligente, interesante o divertido para decir. No se trata de hablar para presumir o lucirte. Platica, pregunta, complementa y escucha con atención y curiosidad. Ábrete y comparte. Hablar solo de información y datos duros está perfecto para una cena de negocios, no para ligar.

4. Cuida cómo te ves
No tienes que ser una actriz de Hollywood, pero sí puedes sacarte partido. Haz ejercicio, más allá de “ponerte buena” para quien sea, hazlo por ti. Cuando te sientes bien y estás contenta contigo, los demás lo notan.

5. Trabaja tu buen humor
Nadie quiere estar con un amargado que se la pasa vive quejándose de todo. Ser positivo es una actitud que se consigue ejercitándola. Fíjate qué te hace enojar y busca otra manera de ver la situación. Ríete y no te tomes tan en serio. Las cosas son tan dramáticas o ligeras como las quieras tomar.

6. No tengas miedo al contacto
Hay que jugar con cierta cercanía física para mostrar que no se teme al contacto. Proyectas seguridad, confianza y apertura.

7. Haz algo divertido
Se trata de generar emociones de relativa intensidad, que le pongan fuerza al encuentro. No que te pongas como histérica o una actriz, pero que sí des señales de que la interacción con el otro es importante.

8. Pon límites
No te derritas por el otro, más bien trata de poner cierta oposición. Los límite invitan a explorar, a ir más allá. Si uno es totalmente permisivo, amable o tolerante, si de entrada nos ponemos de tapete, uno deja de ser deseable. Nada hay menos atractivo que un triunfo seguro.

9. Estimula los sentidos
Juega con aromas, colores música y sabores. Eso promueve la atención y facilita la conexión en muchos niveles.

10. Haz algo un poco transgresor
No hay que ser tan ñoños y respetarlo todo. No es que te cueles al cine sin pagar, pero sí romper alguna reglita, por ejemplo, dejar solo un día de contar calorías. La corrección total no es seductora.

11. Trabaja en tu seguridad personal
Conocer tus fuerzas y limitaciones deja que tus aspiraciones estén en proporción con tus posibilidades y que hagas de tu mejor parte, tu mayor parte.

 

diegoo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s