que-hago-con-mis-voz

Hay muchas actividades para las que no necesitas usar la voz, por ejemplo, si eres buzo y estás debajo del agua, no necesitas la voz; si eres trompetista en un concierto, no necesitas la voz, en fin, muchas personas no necesitan hablar para desarrollar sus actividades, pero para ti que contestas el teléfono, le avisas a tu pareja, comentas de fútbol, para ti, la voz es imprescindible.

Y es importante que sepas que no cualquier voz sino aquella que se adapte a lo que estás diciendo, que sea clara y se entienda; que sea sonora sin llegar al grito y suave sin resultar apagada; pareja, pero no monótona; que no se apague ni al principio ni al final de una frase, pero que no se encienda intempestivamente.

Una voz que pueda demostrar con certeza y contundencia, pero sin arrogancia.

Una muchachita de primero de facultad que tenía una voz de esas que molestan por ser muy agudas, me preguntó ¿qué puedo hacer con mi voz profesor? Tuve la tentación de contestarle: ¡callarse!, pero la cuestión ha despertado por años mi imaginación y mi afán por descubrir qué podemos hacer con nuestra voz, qué puedes hacer con tu voz.

Especialistas como el británico David Cristal en su libro Patología del Lenguaje o como Michael MCCALLION, en su obra El libro de la voz, han sido ayudas valiosas para sugerirte lo siguiente:

Hable para que te oigan. Fuerte o débil según lo necesites.

Abre la boca para hablar y cierra la boca cuando es necesario que te calles.

Habla para que te entiendan, dí las palabras como se dicen, como los demás las conocen, pronúncialas completas.

Usa la velocidad: despacio o rápido de acuerdo con quien o quienes le oyen.

Habla con su voz, no imite la de otros.

Y, escucha consejos y sugerencias, practica todas las veces que puedas.
Sí, hay gente que te imita para molestarte, que te corrige porque le caes mal; pero también hay quienes te apreciamos y pensamos que tu voz puede mejorar.

Mucho de ti es tu voz y lo que dices con ella, haz el esfuerzo de cuidarla y de expresar con ella lo que de verdad piensas, lo que de verdad sientes.

diegoo
Con información de: Javier Díaz Brassetti. Especialista en Expresión Oral y Escrita.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s