tela-cuidados

No es lo mismo lavar una camisa de franela que una de lino, por eso te decimos cómo cuidar tu ropa para que no vayas por la vida como vagabundo…

Antes de comenzar con las especificaciones para cada tela, es importante que conozcas las indicaciones en las etiquetas de tus prendas. La mayoría de las veces ni las revisamos y cargamos la lavadora asumiendo que todo se lava igual… ERROR.

DO’S

  • Lávala, lávala y lávala porque la ropa de algodón es como el vino, con el tiempo se pone mejor.
  • Una de sus pocas desventajas es que se arruga mucho, así que es mejor que la planches con una temperatura alta.

DONT’S

  • Nunca mezcles tonos, no retiene muy bien el color. Separa la ropa en gamas, no importa que tan claro sea el tono.
  • No pongas tu ropa a secar al sol porque se destiñe y la blanca, se pone amarillenta.

DO’S

  • Lávala con agua fría. Voltea los jeans para que el color dure más y úsalos varias veces antes de la primera lavada.
  • Es una fibra duradera y fiel a su corte, así que no te preocupes: denim has you back!

DONT’S

  • No metas tu jeans a la secadora ni los planches muy seguido, para que las fibras se contraigan y regresen a su forma original.
  • Aleja el color del denim, no seas clean-freak, no necesitas lavarla cada tres días.

DO’S

  • Si tu franela tiene una mancha, moja la zona, agrega detergente y tállala delicadamente.
  • Puedes meterla a la secadora, pero antes de que esté completamente seca, sácala y cuélgala.

DONT’S

  • Evita el agua muy caliente y los detergentes intensos para que no se arruine en la primera lavada.
  • No te arriesgues, si tu franela favorita está hecha de lana, mejor mándala a la tintorería.

DO’S

  • El cáñamo es muy fácil de manipular porque prácticamente todo lo queda.
  • Lo puedes lavar con agua fría o muy caliente, detergentes simples o intensos.
  • Plánchalo mientras está húmedo para poder quitar todas las arrugas, cualquier cosa lo marca.

DONT’S

  • Evita la secadora, puede reducir hasta una talla y lo que menos quieres es pensar que traes kilos de más.
  • El cloro es un NO rotundo, más que ayudarte, terminará manchando tu ropa.

DO’S:

  • Compra un acondicionador de cuero para que no se manche y aplícalo cada tres meses.
  • Guarda tus productos de piel en una habitación a temperatura ambiente. No quieres andar con unos pantalones que parezcan de goma por la humedad.

DONT’S:

  • Empaparlo, ¡JAMÁS! Si tiene una mancha solo humedece la zona y aplica un detergente suave, déjalo unos segundos y limpia de manera muy gentil.
  • Si el cuero empieza a perder el color, detente inmediatamente.

DO’S:

  • Solo la tintorería puede con el lino. ¡Mentira!, es una fibra antiquísima, si nuestros ancestros pudieron, nosotros también.
  • Lávalo en ciclo delicado a mano y plánchalo en un estado semihúmedo, eso sí, siempre con un trapito de protección.

DONT’S:

  • Cuando quieras secar tu ropa de lino, no la cuelgues en un gancho porque le dejará marcas y será imposible quitarlas mejor métela en el ciclo de desarrugar de la secadora por algunos minutos y después a planchar.

DO’S:

  • Puedes mandar tu traje sastre una vez a la tintorería y usarlo hasta seis veces antes de que necesite otra manita.
  • Te puedes olvidar de las arrugas.

DONT’S:

  • La sirsaca tiene un lifespan muy corto.
  • No la metas a la lavadora, provocará que la ropa pierda su corte y su forma.
  • El cloro es lo peor de lo peor porque la tela se pone amarilla.

DO’S:

  • No la laves por partes, si lo haces, la manchita se hará manchota. Humedécela completa, pero no la dejes mucho tiempo sumergida.
  • Si tu blusa favorita tiene arrugas mínimas, cuélgala en el baño mientras te duchas. Cuando termines, estará impecable.

DONT’S:

  • No le eches perfume ni desodorante. Se mancha y no se quita.
  • Si eres valiente y decides lavarla, no la estrujes para quitar el exceso de agua. Seca es delicada, pero mojada es de cristal.

DO’S:

  • Ponlo en una caja o estante de manera horizontal y cúbrelo con un papel china para proteger la textura. Si quieres doblarlo, coloca el papel entre los dobleces.
  • Llévalo a la tintorería cada seis meses para mantenerlo en un estado óptimo.

DONT’S:

  • Si la ropa se mancha, no la frotes, no la toques ni siquiera la mires. Llévala a la tintorería.
  • Sacúdela para deshacer de la mayor cantidad de humedad.
  • No a la secadora, deja que se seque de forma natural.

DO’S:

  • Puedes meter tu suéter a la lavadora en ciclo delicado, con agua tibia y detergente suave.
  • Puedes usar un cepillo especial para deshacerte de la pelusa que se forma con el uso.
  • Utiliza una plancha de vapor en la temperatura mínima

DONT’S:

  • No la cuelgues. Recuéstala sobre una toalla y hazla taquito para quitar el exceso de agua.
  • No estrujes, solo presiona suavemente. Recuéstala en otra toalla y déjala secar de manera natural.

DO’S:

  • La puedes lavar con agua templada
  • Usa detergentes ligeros pero no abuses del suavizante, puede afectar la capacidad de absorción de la tela.

DONT’S:

  • A nadie le gusta que su toalla esté rasposa o dura.
  • No la planches ni la dejes mucho tiempo al sol.
  • Cuando la laves agrega un poco de suavizante, entre más fluffy, menos lastimará tu piel.

DO’S:

  • Puedes usar la lavadora: ciclo delicado, poco detergente y acondicionador de pelo. Ese olor a cigarro se va.
  • Cuélgala en un gancho de madera que soporte su peso.
  • Antes de que se seque, cepíllala.

DONT’S:

  • No al cloro y detergentes agresivos, solo le darán un aspecto más duro y decolorarán la ropa.
  • La idea es que se vea real, no como perro atropellado.

DO’S:

  • Usa una bolsa de mesh para los calzones de nylon. Evitarás las bolitas de pelusa.
  • No se encogen, mételos a la secadora, pero tampoco exageres con la temperatura, no quieres que terminen hechos chicharrón y arrugados.

DONT’S:

  • No experimentes con blanqueadores que tengan cloro, se arruinan las fibras.
  • Si tu suéter favorito tiene fibras de nylon no lo metas a la secadora, se daña la elasticidad de la tela.
  • Sácalo antes del ciclo de secado de la lavadora y ponlo a secar sobre una toalla.

DO’S:

  • Agrega suavizante, las telas con poliéster tienden a ser duras y a guardar mucha estática. No hay nada peor que darle toques a todo el mundo

DONT’S:

  • Si lo planchas a alta temperatura lo puedes derretir y agrandar.
  • Con la secadora a full lo puedes encoger. Encuentra el punto medio.

DO’S:

  • Cuando laves a mano, usa detergente para ropa delicada y agua tibia.
  • En la lavadora ponlo en un ciclo delicado con una bolsa de red.
  • Plancha con trapito, mientras esté semihúmedo, con una temperatura baja.

DONT’S:

  • No lo mezcles con tus jeans a la hora de lavarlo.
  • Olvídate de la secadora, presiona una toalla sobre la tela y con tus manos alisa cualquier arruga indeseable.

DO’S:

  • Se puede meter a la lavadora y a la secadora, pero no abuses con las temperaturas.
  • No lo dejes tanto tiempo en la secadora.
  • La primera vez que lo laves usa agua fría y 1/2 taza de sal.

DONT’S:

  • No dejes la plancha en la tela por mucho tiempo, el spandex achicharrado es cero sexy.
  • Sé que la ropa deportiva absorbe tu sudor, pero no necesita cloro para quedar súper limpia. Usa un detergente más fuerte.

 

diegoo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s