De acuerdo con investigaciones de diversas organi­zaciones, del 5 al 10% de la población en el mundo es lesbiana, gay, bisexual o transgénero. La empresa norteamericana Gallup, se dio a la tarea de estudiar y encuestar sobre las tendencias sexuales, y encontró que el 3.4% de los adultos en ese país se identifican como LGBT, lo que significa un aproximado de 9 millones de personas.

En México no tenemos encuestas similares, pero sí se han realizado algunos ejercicios muestras: la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a través del Instituto de Ciencias Jurídicas y en colaboración con el Instituto Mexicano de la Juventud, en 2012 encontró que el 3.6% de las y los jóvenes encuestados se reconocen como gays, bisexuales o lesbianas. Dicha encuesta fue representativa de todas las regiones del país.

Por otro lado, según el Censo de Población y Vivienda del INEGI del 2010, en el país hay casi 230 mil hogares compuestos por parejas del mismo sexo. Esto representa casi el 1% del total de hogares en México.

Según el semanario especializado en temas de orientación sexual, Notiese, publicado en el diario mexicano La Jornada, el 55% de la población adulta homosexual en México esconde sus preferencias sexuales para evitar problemas en el trabajo, lo que nos indica que este tema aún persiste como un tabú en nuestra sociedad contemporánea.

¿Entonces, por qué y para qué hablar sobre homosexualidad?

¿Mi hijo es gay? Guía para padres, libro de Juan Pablo Arredondo, busca entender la homosexualidad como una condición que se ha dado a lo largo de toda la historia. Hoy es un fenómeno más abierto y conocido, pero no por ello más presente que en épocas anteriores.

Para entender la homosexualidad es necesario conocer tres conceptos básicos:

  1. Orientación o preferencia sexual
  2. Identidad de género.
  3. Comportamiento sexual.

¿Cómo sé si mi hijo es homosexual?

En este libro se presentan varios indicadores de la homosexualidad:

  1. Intuición
  2. Gusto por cuestiones del sexo opuesto, identidad de género
  3. Tendencia permanente a relacionarse con personas del sexo opuesto
  4. Querer ser del sexo opuesto
  5. Amaneramientos o conductas
  6. Apego a mamá y sus cosas
  7. Apegado a papá o a las cosas de hombres
  8. Conductas atípicas, ocultas o encubiertas
  9. Su afinidad hacia niñas o niños es por identificación
  10. ¿Cómo se expresan de su género?
  11. Relación con gente que es o parece homosexual
  12. Dudas sobre género, sexualidad
  13. Preguntas sobre tu opinión de la homosexualidad
  14. Aislamiento, soledad, irritabilidad, depresión

Por Juan Pablo Arredondo, autor del libro “¿Mi hijo es gay? Guía para padres”

¿Quieres saber más del libro y cómo manejar la aceptación y qué hacer? Contacta a Juan Pablo Arredondo en su página web

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s