Probablemente cometes más de uno, ponte las pilas y logra que tu clóset trabaje para ti.

1. Usar la talla incorrecta
Ropa muy holgada o embarradísima al cuerpo, solo hará que te veas desarreglado y que además te sientas incómodo. Hasta la talla correcta de bra es importante para tener una mejor postura, darle soporte a esta parte del cuerpo y evitar los rollitos indeseables en la espalda.

2. Accesorios en exceso
Nadie quiere ir por la vida como sonaja o como arbolito de Navidad. Aunque hoy en día se vale experimentar con los accesorios y hasta mezclar dorado y plateado, recuerda que menos es más.

3. Bañarte en perfume/loción
¿Te ha pasado que estás con alguien y su olor es tan fuerte que te mareas? ¡No seas esa persona! Aplica tu perfume en zonas donde late el pulso: clavículas, muñecas, detrás de las ojeras, etc, la temperatura corporal es más alta, por lo tanto la liberación de las fragancias es continua.

4. Uñas extremadamente largas o descuidadas
Ni muy muy ni tan taaaaan. Aunque te encante traer uñas kilométricas es importante que sepas que no son la opción más higiénica y que además, entorpecen mucho tus actividades diarias. Procura que el largo te permita moverte con naturalidad y no abuses con el “decorado”.

5. Ropa arrugada, sucia o rota
Llegar a una junta de trabajo (aunque sea virtual) con la camisa arrugadísima solo te hará ver como una persona floja y descuidada. Procura que lo que lleves puesto siempre se vea limpio y sobre todo, planchado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s