Si por el covid perdiste tu empleo o te recortaron tus ingresos no entres en pánico, acá te decimos cómo puedes ir recuperado tu economía:

No te aferres: Podrá sonar muy duro, pero “Lo que ya fue ¡ya fue!”, no te estanques ni te quedes parado en el mismo lugar, deja ir lo que ya no es tuyo y date cuenta que tu realidad cambió. A veces los mejores éxitos de la vida están disfrazados de tragedia.

Auto Empléate: Busca sacar provecho o beneficio a tus habilidades o conocimientos, puedes comenzar desde preparar y ofrecer alimentos, hasta ofrecerte a vender los servicios de un amigo o familiar a cambio de una comisión, quizá puedas iniciar en las filas de los negocios de diferentes giros como las ventas directas o los multiniveles.

No reacciones: Controla tus emociones y evita actuar sin antes tener la información necesaria. Actuar precipitadamente no es la mejor opción, procura que cada acción que tengas este bien pensada en un justo equilibrio, tampoco se trata de NUNCA DECIDIR, no dejes que la emoción del momento te gane, trata primero entender tu situación real, pon las cartas sobre la mesa y empieza a actuar.

Decide con conciencia: Una vez evaluada tu situación decide tu siguiente paso, pero decídelo con plena conciencia, pensando en aquellos resultados positivos que deseas lograr, en otras palabras, decide desde el amor, y no desde el miedo.

Aprende de la situación: Toda crisis es un momento para aprender, detecta lo que esta crisis te ensañado a ti en particular.

Busca nuevos paradigmas: Es momento de cambiar tus pensamientos y creencias, antes de la pandemia ¡creíamos que no sobreviviríamos ni una semana encerrados! Relaciónate de manera diferente, genera nuevos recursos financieros en tu vida, ya nos dimos cuenta que no podemos tener “todos los huevos en la misma canasta”, si antes no hacías ejercicio, si antes no meditabas, si no convivías con tus hijos ¡HAZLO!

Confía en ti: Confía que solución está DENTRO, y que esta experiencia también la construimos con base en lo que nuestro ser necesita aprender de esta vida. Piensa que la vida es como una gran universidad en donde puedes inscribirte a cada materia a partir de lo que deseas (o necesitas) aprender. Tú sabes lo quieres y tú te pondrás en el camino correcto. No tengas miedo de fracasar, creer que lo puedes hacer el primer paso.

NO te resistas: “Flojitos y cooperando” decían las mamás y abuelitas. No trates de nadar contra corriente, solo te cansarás, mejor usa la corriente para impulsarte y llegar más lejos o de forma más rápida. Recuerda que “a lo que te resistes, persiste”.

Evita el miedo: ¿Les ha pasado que en esta cuarentena se pelearon mucho con sus seres queridos, o bien, se ensimismaron a ver series de TV o bien se pusieron a la defensiva? Recuerda que cuando sentimos miedo, nuestro instinto nos va a decir: “Ataca, huye o evade”. Evita atacar a las personas que te rodean, no huyas de tu realidad ni te quedes quieto. Actuar desde el miedo no te traerá nada de lo que deseas, solo te meterá en más conflictos.

Hazte aliado del amor: No tienes que adaptarte, más bien INNOVAR. Haz del crecimiento y del aprendizaje tus compañeros fieles en estas épocas, dedica un momento de cada día a desarrollar una habilidad, a aprender algo nuevo; usa tu creatividad para comenzar un nuevo camino. Al dejar de actuar desde el miedo y empezar a hacerlo desde el amor, te mantendrás sereno y en PAZ para poder tener claridad mental y tomar mejores decisiones.

¡Vamos a estar bien! Porque así lo queremos y lo creemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s