Uno se preguntaría por qué tener una relación a distancia cuando se puede tener una de cerca, pero a veces las circunstancias nos orillan a ciertas adaptaciones para poder alcanzar lo que queremos. Las razones para tener una relación de lejos pueden ser muchas y a veces son inevitable.

¿No sabes si tu relación va a funcionar con miles de kilómetros de por medio y sin conocerse? Después de leer esto vas a tomar una mejor decisión.

  • Tenían una relación convencional, pero uno de los dos debe mudarse por cuestiones laborales, familiares, de salud, etc. Esto ocurre de manera temporal o permanente.
  • Se conocieron en un viaje, se enamoraron y cada uno debe volver a su vida normal.
  • Desde el principio vivían lejos, pero se conocieron por las redes o una dating app. Puede que alguna vez se hayan visto en persona o apenas lo estén pensando, incluso puede que ni siquiera quieran cambiar lo que ahora tienen porque “así están bien”.

Más allá de lo que opine la gente, que siempre va a opinar aunque no le pregunten, lo importante es lo que cada uno de ustedes quiera y que eso sea algo que les funcione.

¿Qué es una relación a distancia?
• Te enamoras de la idea de la persona, no con la persona en sí.
• Permanentemente a distancia: se conocen cara a cara, son situaciones externas a la relación que los llevan a una separación de distancia: trabajo o estudios. Puede dañar la relación.

¿Por qué pensamos que esto no funciona?
• 60% de personas tienen esta creencia.
• Actualmente existen muchas formas de contacto posibles, antes el único medio era el teléfono y ya lo “muy avanzado”… un mail.

¿Funcionan o no?
Un estudio realizado por los Doctores Dargie, Blair y compañeros, publicado en el Journal of Sex and Marital Therapy, afirmó que una relación a distancia incluso podría durar más que una convencional.

Las parejas que tienen una relación virtual y además a distancia de caracterizan por:

• Actitud positiva
• No hay prejuicios sobre este tipo de relaciones
• Se sienten 100% seguros de lo que la otra persona siente por ellos
• Idealizan de una manera sana a su pareja
• Se concentran es aspectos positivos de la relación

¿Y el sexo…?
• Más sensualidad de sexualidad.
• Estos encuentros sexuales son escasos, pero también suelen ser más intensos. No tienes los mismos efectos si tienes una relación sexual constante a una de vez en cuando. 

A quienes no les funciona una relación así

Estas relaciones no funcionan para personas con estrés, ansiedad, baja autoestima o con problemas de celos.
Si ya estás en una relación así ¿hay esperanza?
• Conversen día a día sus sentimientos y pensamientos
• Enfócate en lo positivo de la relación
• Dedica tiempo especialmente para estar en contacto con tu pareja y no solo “cuando puedas”

El estudio demostró que el tipo de problemas es igual con parejas a distancia y convencionales. Si una persona le va ser infiel a su pareja, lo va hacer aquí o en China.

No son datos malos, ni juzgados, aunque puede ser un arma de dos filos. Teniendo sus beneficios y contras o prejuicios que hay:

Beneficios de tener novi@ a distancia

– Ayudan a vencer la timidez para acercarse a otras personas
– Aumenta la auto confianza y el autoestima
– Puedes conocer a personas lejos de tu círculo social
– Puedes tenerlo cerca de ti cuando quieras
– Puedes compartir más cosas en tiempo más rápido
– Puedes conocer a su familia y amigos

Contras de tener novi@ a distancia

– Aumenta el control de la relación
– Aumenta los celos
– Es más fácil caer en las infidelidades y que se descubran
– Se puede caer en la interpretación negativa de la relación y llegar a confusiones con facilidad
– Te pueden estar acosando todo el tiempo
– Pueden hablar mal de ti y comunicarlo a todo el mundo
– Es más difícil de romper con la relación

Si en el pasado a la gente le tomaba 20 o 30 citas decir “te amo”, hoy lo dicen en el primer mensaje.

¿QUIEREN LO MISMO?

Mientras los dos digan con claridad lo que quieren y esperan, ya sea más o menos lo mismo, no debe haber mayor problema. Lo malo es cuando quieren cosas diferentes o cuando empiezan en la misma sintonía, pero uno de los dos cambia de opinión. Por ejemplo, si su acuerdo es solo tener la relación a distancia, verse a veces para algún encuentro cercano, pero saben que no van a estar juntos de manera permanente, igual se la pueden pasar muy bien por un buen rato, siempre que eso sea lo que quieren los dos. Pero, ¿qué pasa si el deseo cambia?

Cuando se empieza a necesitar más de la otra persona y el otro no corresponde igual, o cada uno empieza a tomar un camino diferente, es cuando empiezan las broncas. Sobra decir que yendo cada uno por su lado van a acabar separándose.

¿Y DE VERAS ASÍ ESTÁN BIEN? 

Por definición, cuando las cosas van bien en el amor, siempre queremos más. Si nos vemos una vez a la semana, luego queremos vernos dos, después tres, luego casi diario, después quedarnos juntos el fin de semana y hasta que sentimos el deseo de no separarnos y vivir juntos o algo así. Con las relaciones a distancia suele pasar lo mismo; nos adaptamos un tiempo a esta forma de relacionarnos, pero generalmente con la esperanza de finalmente estar en el mismo lugar, aunque eso pueda tardar.

Si ya lo tienen muy apalabrado y asumido, felicidades. Aun así, no sobran algunas recomendaciones, solo por si acaso… Fluyan, adáptense, comuníquense, confíen y acepten su realidad. 

Finalmente, para tener una relación de larga distancia se necesita -además de apertura, flexibilidad y madurez- tener una personalidad que permita este tipo de vínculos. Así que mejor no lo intentes si: sientes ansiedad todo el tiempo, tienes baja autoestima o eres muy sexoso. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s