Basado en la teoría de Martha Beck 

Nuestra cultura está llena de ideas que inhiben el disfrute o la alegría. Debemos desaprender algunas de las cosas que se nos han dicho para realmente estar bien en la vida. Esto sin duda es una herramienta para enfrentar los problemas por resolver y las situaciones por vivir. No todo requiere una solución pero sí todo requiere actitud.

Los problemas son malos- Nos pasamos casi toda la vida escolar resolviendo problemas arbitrarios que nos pusieron los maestros. Así aprendemos que los problemas son una lata. Las personas sin problemas reales se los inventan. En cambio los problemas reales son una maravilla porque traen consigo la semilla de su propia solución.
Ej. Síndrome de agotamiento profesional, te lleva a mover el timón para navegar hacia tu carrera profesional perfecta.  Una pésima relación, te enseña lo que significa el amor realmente.
Encontrar la solución a cada problema es lo que le da el gusto a la vida.

Es importante permanecer contento- No tenemos que estar contentos para estar bien, son dos cosas diferentes. Si piensas en algo que te hace sentir miserable y luego te obligas a mantenerte feliz es sumamente estresante. Está bien estar tan triste como necesites estar. Transitar todas las emociones y no querer aferrarse a una sola.  Este permiso de sentirnos como nos sentimos  y no un estado de continua felicidad, es el fundamento de estar bien. De no pelearte con la realidad.

Estoy irremediablemente dañado por mi pasado-  Eventos dolorosos dejan cicatrices, es cierto pero resulta que sí pueden borrarse. El simple hecho de cuestionarnos pensamientos habituales es suficiente para empezar a quitarnos peso de patrones pasados.
Ejemplo: Toma un tema que te haya estado preocupando últimamente: “Tengo que trabajar más duro” y piensa en tres razones por las que esa creencia puede estar equivocada. Así el cerebro comienza a dejarlo ir. Soltar estos pensamientos puede darte verdadera paz.

El trabajo arduo lleva al éxito- Los mamíferos incluyendo a los humanos, aprenden jugando. Se ha comprobado que los chavos que juegan mucho aunque sea videojuegos, desarrollan habilidades para resolver problemas de la vida real. Adquieres agilidad mental, toma de decisiones rápidas y asertivas que te pueden servir en otras áreas de tu vida. Así que juega y diviértete y sé creativo como lo  eras de niño y ve como tus habilidades de juego pueden ayudarte a resolver problemas. Jugar y no trabajar es la llave del éxito. Entendamos que jugar no es echar relajo en La Oficina, jugar es divertirse haciendo algo, saber ser equipo no solo trabajar en equipo. Además hay personas que trabajan mucho, mucho, de hecho se matan trabajando y nunca tienen éxito. Por qué seguir entonces con una fórmula que está rota.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s