El Buró de Crédito no es el demonio, el que no paga sus deudas eres tú y el Buró solo informa

Todo aquel con un crédito o actividad económica y/o empresarial está en el Buró de Crédito. Ya sea una hipoteca, tarjeta de crédito, autofinanciamiento, televisión por cable, etc. O sea que prácticamente TODOS, aproximadamente el 90% de la población económicamente activa en México, está en el Buró de Crédito. Esto no quiere decir que estemos “mal”, simplemente mueves dinero y ahí estás.

Lo que sí es que estás bien o mal calificado. Peeero a diferencia de lo que todo mundo cree, no estar en el Buró es más perjudicial que sí estar. Nadie te va a dar un crédito grande sin antes demostrar que puedes pagar el cable o ese coche que sacaste a crédito. En pocas palabras, el Buró de Crédito no es más que una base de datos que les dice a los otorgantes de créditos quién sí paga y quién no.

Tu boleta de calificaciones crediticia
El Buró de Crédito tiene, por ley, tu nombre, dirección, lugares donde has trabajado, cuántos créditos tienes, si tienes tarjetas, celulares, tele por cable, etc. Eso sí, nadie más puede acceder a esa información si tú no lo autorizas, además, tienes derecho a saber si alguien lo vio.

  • Tu nombre en el Buró tiene una calificación (que puedes encontrar en internet), el otorgante la consulta y entonces decide, por ejemplo, si te da o no una tarjeta de crédito
  • Esta calificación va del 400 al 800 y cachito, es un estándar internacional en el que 400 es que no has pagado casi nunca y de 650 para arriba casi todo mundo te presta
  • Si tienes menos de 650 y algún banco no te aprueba el crédito, prueba en otras instituciones, ya que cada una tiene diferentes ni- veles de aprobación de riesgo
  • Para obtener tu reporte en la página del Buró, solo debes llenar un cuestionario y tienes una consulta gratuita al año, las siguientes cuestan menos de $40
  • Tener muchos créditos baja tu calificación, porque le debes a muchos y tu poder de pago es menor. Una buena regla es, pocos créditos pero bien usados, para no perder la cabeza
  • Las tarjetas de crédito adicionales no rankean a quienes la usan, el que está en el buró es el titular
  • Si llegaras a caer en morosidad, basta con que pagues en tiempo y forma para convertir tu historial en positivo y poco a poco recuperes la confianza de los otorgantes

El peor escenario
Si pasa mucho tiempo y tu deuda se va a un despacho de cobranza, la empresa original registra un quebranto. El banco le vende la deuda al despacho de cobranza a descuento, entonces el banco ya tuvo una pérdida y es cuando te marcan por seis años. Pero no siempre son seis, hay una tabla que emite el Banco de México y con base en ella se pueden ir borrando dependiendo del monto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s