El día de hoy 2 de abril, se conmemora el Día Mundial del Autismo. ¿Qué tanto sabes de este trastorno?

La fecha fue instaurada por las Naciones Unidas en 2007, esto como llamada de atención sobre las necesidades de las personas que viven con este trastorno y que este año el lema es: “Autismo. Alto a la discriminación.

El autismo es una condición mucho más común de lo que podemos pensar o creer, algo así como en el colegio de tus hijos puede haber alrededor de 2 o 3 niños autistas.

Autismo en números

• En los 80′s y 90′s: 2 a 4 casos en 10,000 niños.
• 2000 a 2002-1 caso en 250 nacimientos.
• 2007 – 1 caso en 150 nacimientos.
• 2009 – 1 caso en 110 nacimientos.
• 2012 – 1 caso en 88 nacimientos.
• 2014 -1 caso en 68 nacimientos.

Las características principales del autismo son: dificultad en la comunicación verbal y no verbal, dificultades en la interacción sociales y conductas repetitivas.

Pero no creas que todo está perdido, las personas con autismo tienen la capacidad de destacar en su ámbito profesional y ser muy exitosos, pueden llevar una vida normal y desarrollar capacidades muy por encima del promedio de los demás.

Aunque sabemos que el autismo es incurable, se puede sacar adelante con la comprensión de los padres, maestros compañeros y el entorno social, la clave está en la detección temprana.

Entre los famosos autistas están:

Michael Phelps
Sobresale por la personalidad seria que no puede ni sonreír al terminar y ganar una carrera; su único capricho, además del entrenamiento es jugar baloncesto.

Satoshi Tajiri
El creador japonés de Pokemón fue diagnosticado con Síndrome de Asperger al verse imposibilitado para reconocer gestos emocionales de las personas.

De los 3 a los 10 años:
En estas edades se educa al niño dentro del espectro autista para poder aspirar a asistir a un preescolar o una primaria.
Se les prepara en terapias para aprender hábitos como:

  • Acostarse temprano
  • Dormir toda la noche en su cama
  • Levantarse temprano
  • Bañarse
  • Vestirse solos
  • Desayunar
  • Peinarse
  • Lavarse los dientes
  • Cargar su mochila y lonchera
  • Llegar a la escuela contento y quedarse sin problema
  • Permanecer sentado, atento y cooperando.
  • Respetar el material de trabajo
  • Tomar su turno
  • Tolerar la frustración
  • Aprender a comunicarse
  • Estar con otros niños
  • Entender a los adultos
  • Completar un horario escolar
  • Cumplir objetivos escolares
  • Ir al baño solo
  • (Niñas) utilizar toalla sanitaria

Aunque no todos logren llegar a la primaria, todos deben ser educados para vivir y esto es lo mínimo que deben aprender.

De los 10 a 16 años:

Los jóvenes que alcanzaron estas edades y no recibieron terapia en las etapas anteriores llegan con problemas muy graves como:

  • Pegando y pegándose
  • Gritando
  • Con pañal
  • No queriendo subir o bajar del coche
  • (Los que hablan) Gritando groserías

No hay lugares en México donde los puedan recibir o quedarse con ellos.

La familia es la que tiene que actuar rápido para evitar estas situaciones que ya no tienen arreglo.

Estos jóvenes tienen el mismo pronóstico de vida que el de los padres y en algún momento el joven con autismo se convierte en un adulto de 50 años que tendrá que ser cuidado por padres de 80 años.

Niños con autismo en lugares públicos
• Planea con anticipación la salida y muestra a tu hijo/a el lugar que visitarán (con imágenes o con fotos).
• Empieza por acudir a lugares que él/ella disfrute o donde encuentre actividades gratificantes.
• Al principio, limita el tiempo de estancia a, tal vez, cinco minutos. Incrementa gradualmente este periodo conforme el niño/a lo tolere.
• Acude a lugares de fácil acceso y de preferencia cerca de tu casa, de forma que puedas salir y regresar rápidamente si el niño/a se altera.

No te exijas ni le exijas demasiado al niño/a
• Acepta los pequeños logros y construye a partir de ellos.
• Por ejemplo, si el niño/a tiene dificultad para estar en un centro comercial, y un día, después de anticipar tu salida con apoyos visuales, logra permanecer 10 minutos ahí sin alterarse, felicítalo y felicítate por ese logro.
• Asegúrate de que el niño/a tenga formas de comunicar sus necesidades básicas (sueño, hambre, ganas de ir al baño) cuando salgan.
• Si el niño/a no tiene lenguaje verbal ni gestos, puede utilizar imágenes y dártelas cuando necesite algo.

En todo lugar público enséñale las conductas apropiadas y de seguridad
• Por ejemplo, empezar por enseñarle a que permanezca a tu lado en todo momento, y que no salga corriendo sin control.

Recuerda que muchos niños/as con autismo tienen dificultades para procesar sus sensaciones, lo que les impide estar en lugares muy concurridos.
• En un principio, escoge lugares y horarios donde el niño/a se pueda sentir menos abrumado.

IGNORA las miradas de desaprobación o curiosidad
• Fortalécete y prepárate para responder de manera respetuosa pero asertiva respecto de la condición de tu hijo y tu forma de interactuar con él/ella.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s