Cuando muestras tu verdadero rostro al mundo y abandonas el anonimato y la soledad, tu camino se ilumina. No tenemos nada que probarle al mundo, mucho trabajo cuesta buscar nuestra propia aprobación. Me doy cuenta que al vivir detrás de una máscara, puede que nos sintamos más seguros, pero no necesariamente más libres. Deshazte de cada capa, hasta que lo único que quede expuesto sea tu propia piel, imperfecta, marcada, pero tu piel. Acéptala por lo que fue y lo que es, solo así te convertiste en lo que eres hoy y en lo que vas a ser.

Después del camino andado uno piensa que tener cosas, marcas y que te quieran un chingo (gente que ni conoces) son las cosas que importan en la vida. Pero lo que realmente importa es lo que tenemos ahora, es estar aquí donde estamos hoy, creando, trabajando, disfrutando de las simples cosas, escuchando la misma canción, tomando tu copita de vino. Tener la libertad de cantar, de ver crecer el árbol que sembraste cuando estabas chico, y que se te hizo “equis” y que hoy sabes te da vida. Recordar la primera vez que dijiste te amo y que pensaste “no m@#&s” que cursi… ¿Si lo dije?… Y si, esas son las cosas que importan en la vida, es reconocer la sensibilidad y que el mundo se conforma de muchas tonalidades y que les pertenece aquellos que con coraje se atreven a ser diferentes.

Besos y Abrazos.

diegoo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s